Portal Transparencia
Banner
Visitas a la web
mod_vvisit_countermod_vvisit_countermod_vvisit_countermod_vvisit_countermod_vvisit_countermod_vvisit_countermod_vvisit_counter

ENTRE PROFESIONALES

Este gelsano, Ángel Abós Catalán, a sus 22 años está viviendo una experiencia fantástica, que a cualquier joven y si es aficionado al fútbol más todavía le gustaría vivir. El día a día, lo pasa desde principios de año y hasta finales de junio aproximadamente, rodeado de futbolistas profesionales y de categorías inferiores del R. Zaragoza. "Este es mi último año de la carrera de La Licenciatura de Ciencias de la Actividad Física y el Deporte, que estoy estudiando en la Universidad de Lleida. Y para el mes de junio espero presentar el trabajo de final de carrera. Para el cual se necesita realizar unas prácticas en una empresa, gimnasio, escuela, club, etc. Yo escogí la especialización en la rama de salud y rendimiento, ya que siempre me ha despertado interés la readaptación de lesiones deportivas, y a principios de curso por medio de mi tutor el Dr. Xabier Peirau, se me presento esta oportunidad y no dude un instante de la posibilidad de poder aprender junto a grandes profesionales".


Su labor en el Club, es la de Preparador Físico Readaptador, a su lado Andrés Ubieto, Preparador físico del primer equipo, un médico y un fisioterapeuta son los encargados de supervisar el trabajo diario de Ángel. Todos ellos juntos, realizan los entrenamientos del primer equipo. El horario semanal que pasa en el Club depende de los horarios de los partidos, de los jugadores lesionados, etc. Además de esto se encarga de algunos jugadores que están en la última fase de recuperación de lesiones, tanto del primer equipo como de las categorías inferiores.


"Cuando un jugador se lesiona, pasa primero por el médico, luego por el fisioterapeuta y luego llega a mis manos. Mi labor es realizar la rehabilitación de la lesión orientada al futbol y posteriormente prepararlo físicamente para que pueda volver a estar compitiendo en el menor tiempo posible".


Ángel nos cuenta una pequeña anécdota graciosa, que le ocurrió nada más llegar al Club. "Poco después de llegar, el central Holandés Glen Loovens del primer equipo, fue el primero que paso por mis manos. Anteriormente había jugado en su país de origen y Escocia y no hablaba nada de castellano y yo no sabía expresarme perfectamente en ingles, lo que resulto gracioso el comunicarnos por gestos y en "spanglish". Pero bueno, el se lo tomo con humor y fue una experiencia que nunca olvidaré"


Al principio, Ángel se sentía algo nervioso ya que el trabajar con jugadores profesionales en un gran Club no pasa todos los días. Pero pronto se dio cuenta que era uno más y que era un regalo, una oportunidad única de aprender junto a gente experimentada en la materia, y con espectaculares instalaciones a su disposición para poder realizarlo.

Ángel en pleno trabajo 250x375