Skip to content Skip to main navigation Skip to footer

La Santa Espina

La parroquia de la Iglesia de San Pedro de la localidad de Gelsa, dispone de una reliquia llamada «La Santa Espina», la cual se dice que procede de la corona de espinas que llevó Jesús de Nazaret.

El relicario de la Santa Espina era la joya más importante del convento de las Clarisas que hubo en Gelsa. Tiene forma de columna y es de cristal guarnecido en oro, con remate de cruz también de oro, con cuatro diamantes y ocho perlas incrustadas.

Hasta que clausuraron el monasterio en 1970, la Santa Espina era sacada en procesión todos los años, el 10 de mayo, bajo palio. Iban a buscarla las autoridades y a cambio, en prenda, dejaban la reliquia de San Pedro Mártir de Verona.

Entonces se dirimió un litigio por la Santa Espina, resuelto amistosamente, ya que, siguiendo el mismo ceremonial de antaño, las autoridades de Gelsa se trasladan a Zaragoza en busca de la reliquia, que tienen en su poder desde el 10 al 20 de mayo. Así no ha quedado interrumpida una tradición religiosa de cuatro siglos.

Actualmente esta fiesta ha sido trasladada al domingo posterior a las comuniones.

Volver arriba