Iglesia de San Pedro Apóstol

La Iglesia de San Pedro Apóstol de Gelsa fue construida en el último tercio del siglo XVII y fue reformada en el año 1863.

El templo presenta fábrica de ladrillo, tapial y zócalo de sillar. Tiene tres naves, crucero, cabecera plana, cubierta de bóveda de lunetos, cúpula sobre el crucero.

Su torre cuadrada fue levantada a los pies en el año 1826. El reloj público con campanas fue instalado en 1899.  La iglesia perdió todos sus retablos durante la guerra civil a excepción del retablo mayor, del siglo XVIII, profusamente decorado de yeso imitando el alabastro. 

El retablo del altar mayor del monasterio de la Purísima Concepción y de la Santa Espina ocupa ahora un lugar de honor en la parroquia, ya que fue donado por las clarisas a la cofradía de Santa Bárbara. 

En la parroquia se guarda una reliquia llamada la Santa Espina, que según la leyenda procede de la corona de espinas que llevó Jesús de Nazaret.

Volver arriba